26

Enero, 2024

En una extensa última jornada en Dubái se alcanzó una propuesta de acuerdo que fija el camino para dejar atrás el uso del petróleo, el carbón y el gas para avanzar hacia una transición hacia energías renovables. 

Durante la madrugada, tras una intensa sesión de negociaciones, se dio a conocer la propuesta final aprobada por los casi 200 países presentes en la COP28 que concluyó con un acuerdo histórico: fijar el camino para dejar atrás los combustibles fósiles en los sistemas energéticos de aquí a 2050.

Fue la propia presidencia de la COP28, encabezada por el Ministro de Industria de Emiratos Árabes Unidos, Sultán al Jaber, quien presentó una propuesta consensuada sobre –apuntando directamente al petróleo, gas y carbón- comprometiendo mayores esfuerzos durante los próximos siete años para aumentar la capacidad mundial de las energías renovables.

No fue sencillo. Desde el comienzo algunos países petroleros se mostraron en contra de un texto que tuviera referencias a los combustibles fósiles, algo que finalmente fue desestimado. La ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, valoró este resultado, asegurando que “por primera vez, en 28 años, se mencione a los combustibles fósiles es muy relevante, esencial para implementar acciones concretas para combatir el cambio climático. Esta mención es una clara señal de que el mundo transita hacia eliminar los combustibles fósiles, es el comienzo del fin de esta era.”

El texto también insta a los países a contribuir a esfuerzos globales para triplicar la capacidad de energía renovable y duplicar las mejoras de eficiencia energética para 2030. Además, aborda la eliminación progresiva de subvenciones a los combustibles fósiles y busca reducir sustancialmente las emisiones de metano para 2030.

“Para limitar el cambio climático es necesario reemplazar la generación basada en combustibles fósiles por las renovables. Triplicar las energías renovables y duplicar la eficiencia energética son objetivos ambiciosos, pero sin duda que imprescindibles. Estos acuerdos son una señal significativa a los mercados para que se muevan en esta dirección”, profundizó la Ministra Rojas.

Este llamado a dejar atrás los combustibles fósiles debería permear los nuevos compromisos climáticos que los países deberán presentar en 2025, marcando un avance crucial en la transición hacia un futuro más sostenible.

Fondo de Pérdidas y Daños y negociación por la Meta Global de Adaptación, otro éxito en la COP

Uno de los objetivos de esta COP28 estaba en lograr un Fondo de Pérdidas y Daños para ayudar los países más vulnerables al cambio climático. Gracias a los avances con que se llegó a esta discusión -donde la Ministra Rojas también fue protagonista al cofacilitar esta negociación durante la COP27- se logró en la primera jornada de Dubái, el pasado 30 de noviembre, establecer un fondo con una capitalización inicial de casi $800 millones de dólares.

Este fondo busca apoyar a los países que son especialmente vulnerables ante los desastres que ya ha producido -y los que producirá- una crisis climática de la que no son los principales responsables. La ministra Maisa Rojas también tuvo una destacada participación como cofacilitadora de la Meta Global de Adaptación, instancia que lideró junto a su par de Australia, Jennifer McAllister.

En esta negociación, las secretarias de Estado consiguieron –entre otras decisiones.- fijar objetivos al 2030 para el progreso de todos los países en sus políticas de adaptación, incluyendo las evaluaciones de impactos, vulnerabilidades y riesgos ante el cambio climático e implementación de sistemas de alerta temprana multi-amenaza; planificación e implementación de planes de adaptación y establecimiento de sistemas de monitoreo para adaptación; y  objetivos en torno a fortalecer la resiliencia al cambio climático en el recurso hídrico, los alimentos, la salud, los ecosistemas y la biodiversidad, disminuyendo la pobreza, mejorando los medios de vida y la protección social y protegiendo el patrimonio cultural, el conocimiento tradicional de comunidades locales y pueblos indígenas.

Tambien se logró establecer el reconocimiento del rol de todos los actores para la adaptación, entre ellos el sector privado, la sociedad civil, gobiernos, comunidades locales y pueblos indígenas, academia e investigadores, para lograr los objetivos planteados.

“También logramos que se reconociera la preocupante brecha de finanzas para adaptación y cómo esta brecha aumenta con el tiempo. Por eso, realizamos un llamado urgente a movilizar apoyo financiero para que los países en desarrollo puedan implementar acciones para alcanzar los objetivos propuestos y lograr un balance entre las finanzas para mitigación y adaptación”, profundizó la Ministra Rojas. 

9 miembros de la delegación chilena serán miembros de órganos y comités de la COP

En esta COP28 además se definieron y ratificaron distintos roles que ocuparán los miembros de la delegación chilena en la Convención climática. Así, el director del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Océanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Embajador Julio Cordano, fue elegido como miembro del Bureau.

La lista está compuesta, además, por Angélica Romero, Jefa del Departamentode Comercio y Desarrollo Sustentable, de la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales de MINREL, quien asumió en el Comité de Expertos de Medidas de Respuesta (KCI); Gladys Santis, profesional de la División de Cambio Climático del MMA, como miembro de la Junta Asesora de la Red De Santiago; Daniela Buchuk, Asesora Económica, de la División de Finanzas y Asuntos Internacionales del Ministerio de Hacienda, miembro de la Junta del Fondo de Adaptación; Jaime  Tramón, Asesor de Coordinación de la División de Finanzas y Asuntos Internacionales del Ministerio de Hacienda, como miembro de la Junta del Fondo de Pérdidas y Daños; Gonzalo Guaiquil, Coordinador de las negociaciones de Cambio Climático y Plásticos en la División de Medio Ambiente del MINREL, como vicepresidente del Órgano Subsidiario de Ejecución (SBI, por sus siglas en inglés);  Jenny Mager, Jefa de la División de Cambio Climático del MMA, reelecta como miembro del Grupo Consultivo de Expertos; sumándose así a las membresías de Eduardo Silva, Consejero de la Embajada de Chile en Polonia, en el Comité de Cumplimiento del Protocolo de Kyoto y de Ambrosio Yobánolo, subdirector de Planificación y Control de Gestión de laAgencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, y miembro actual de la Junta Consultiva del Centro y Red de Tecnologías del Clima, en el Comité Ejecutivo de Tecnología.

“Esto demuestra el compromiso de nuestro país para avanzar en la acción climática y nos posiciona de manera favorable para continuar avanzando en la proposición de acuerdos para poder enfrentar la crisis climática”, aseguró la Ministra Rojas.

EXTRAIDO DE: Ministerio del Medio Ambiente