Cada año, un volumen masivo de deshechos son eliminados de las casas e industrias. Una realidad, que el Ministerio de Medio Ambiente busca mitigar de forma progresiva, con una normativa que rige desde el año pasado. No obstante, estos objetivos «sólo serán alcanzados si la ciudadanía se suma a la cultura de la economía circular».